Terapia Cognitivo-Conductual 

La terapia cognitivo-conductual, conocida como TCC, es una fusión de la terapia cognitiva y la terapia conductista, con su correspondiente aplicación clínica de la psicología cognitiva y la psicología conductista. Aunque ambas muestran ciertas incompatibilidades y no son las más indicadas en según qué tipos de trastornos haya que tratar, en general han demostrado ser muy efectivas. De hecho es la terapia con mejores resultados y más utilizada en el mundo.

La aplicación de la terapia cognitivo conductual está especialmente indicada en los trastornos de estrés postraumático, los trastornos de pánico, los trastornos obsesivo-compulsivos, la ansiedad, la agorafobia, la fobia social, la depresión, el trastorno bipolar y otros trastornos de la personalidad. También es especialmente efectiva en las adicciones, tales como la ludopatía, el alcohol o la cocaína, así como los trastornos sexuales y otros problemas relacionados con la salud.

¿Por qué elegir Centro Vox?

Mejorar la calidad de vida del paciente a través de la terapia cognitivo-conductual.
Mª del Agua Rodríguez Marín, colegiada AO01761 desde 1991, es la titular del Centro de Psicología VOX y cuenta con la certificación acreditativa de alta continuada en el Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Oriental, así como la certificación de actividad profesional desde la misma fecha, acreditando alta en la Seguridad Social como Autónoma y seguro de responsabilidad civil de profesional sanitario. Igualmente cuenta con la autorización de funcionamiento Definitiva y Vigente de Unidad Asistencial de Psicología Clínica por la Consejería de Salud de la Junta.
La especialización y experiencia profesional, así como el tratamiento personalizado nos ha devuelto, con el paso del tiempo, una serie de impresiones y resultados, positivos en su mayoría, que nos han sido de gran ayuda y motivación para la consecución de la excelencia en nuestro trabajo y profesionalidad. Hemos podido observar que las personas que reclaman y confían en nuestra atención psicológica, son el mejor motor de nuestro buen hacer.

952 229 181

 

Prevención e intervención psicológica en adultos

El acudir a un profesional de la psicología no debe concebirse únicamente cuando tengamos un problema mental;  la visita al psicólogo puede servirnos para afrontar un proceso conflictivo que nos cuesta solucionar por nosotros mismos. Conflictos de pareja, trastornos sexuales o emocionales (depresión, ansiedad, fobias) son motivos de consulta.

Prevención e intervención psicológica en niños y adolescentes

Problemas de conducta o trastornos emocionales o afectivos son algunos de los aspectos que conviene tratar con la ayuda de un experto. En mi clínica abordo estas problemáticas mediante terapias de tipo cognitivo-conductual.

Tratamiento de los Trastornos de Aprendizaje

Para conseguir un diagnóstico adecuado son necesarias una exploración y evaluación previas. Así, lo primero será la observación y aplicación de pruebas estandarizadas, que complementen los datos que nos aportan las personas del entorno del paciente. A partir de aquí desarrollaremos un programa de tratamiento personalizado.

Envejecimiento y salud

Para comprender a las personas de edad avanzada se debe conocer la historia  de cada una de ellas: cómo se adapta a la disminución de la fuerza física, a la muerte de su pareja, a la jubilación, a la pérdida de estatus económico, a los problemas de salud, etc. Envejecer supone aprender un rol nuevo y hacer frente a nuevas exigencias sociales que le afecta. En ocasiones,  adaptarse a las circunstancias, conlleva un gran estrés para la persona. La autonomía y el bienestar psicológico son dos indicadores para la calidad de vida en la vejez.

Contacta

NUESTRO OBJETIVO ES TU SALUD Y TU CALIDAD DE VIDA

Contacta